Faros: guardianes de mares y océanos

Faros: guardianes de mares y océanos

Faros: guardianes de mares y océanos 1200 473 Versión Viajera

“Hay un lapsus en el Génesis. Y es que no dice cuándo fueron concebidos los faros. Son obra humana, pero pertenecen a un orden especial de la naturaleza, como los barcos. Por muy prodigiosas o grandiosas que sean otras construcciones, no hay una arquitectura comparable. Los faros son seres vivos. Más que formar parte del paisaje, lo crean”.

(Manuel Rivas)

 

Desde tiempos inmemorables, cada faro es un recuerdo, una leyenda, un cuento de salvamentos imposibles, náufragos resucitados o marineros heroicos. También son lugares de silencio, calma, paz y vistas de ensueño.

Con este post, Versión Viajera rinde un modesto homenaje a esas portentosas edificaciones creadas por el ser humano que se alzan en la inmensa soledad para alumbrar mares y océanos y que nos inspiran a seguir descubriendo lugares inimaginables del mundo.

 

El origen de los faros va asociado, inherentemente, a los inicios de la navegación. En el principio de los tiempos, los primeros nautas se guiaban por referencias paisajísticas naturales, como montañas, volcanes y cabos, donde muchos monumentos dedicados a los dioses griegos y romanos eran erigidos en esas lenguas de tierra que se adentran en el mar. Se tiene constancia de que en las orillas del bajo Nilo se disponían balizas de fuego para guiar a las embarcaciones. Asimismo, se sabe que en la isla griega de Tasos se encontraba una torre-guía para orientar a las naves que surcaban el Egeo.

Faro de Alejandría, precursor de las torres-guía

Pero el faro que marca la diferencia y sienta las bases de las futuras edificaciones marítimas, incluso da nombre a la propia construcción, fue el que se levantó en honor a Alejandro Magno: el Faro de Alejandría, considerado una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo.

 

Gracias a la colaboración entre la aseguradora Budget Direct Australia y a los diseñadores Keremcan Kirilmaz y Erdem Batirbek, bajo la dirección de NeoMan Studios, así como a las nuevas tecnologías, podemos ver con todo lujo de detalles cómo habría sido su aspecto original si hubiera perdurado hasta nuestros días.

Fue una torre construida, entre los años 285 y 247 a.C., en la isla de Faro (Alejandría, Egipto), como punto de referencia del puerto y como faro, con una altura estimada de al menos 100 metros. Durante muchos siglos, ostentó el título de ser una de las estructuras más altas hechas por el hombre. Lamentablemente, fue derribado por los efectos de un devastador terremoto a principios del siglo XIV.

De ruta por algunos de los faros más característicos del mundo

Son miles los faros que salpican las costas y litorales del mundo. La gran mayoría deshabitados y automatizados; en algunos aún subsiste la melancólica figura del farero o torrero. Con diferentes alturas, estructuras, ubicaciones y aspectos, cada faro fue creado para un mismo fin: guiar y proteger a navegantes a través de una “luz amiga”.

Si el más antiguo fue el anteriormente citado de Alejandría, famosos son también el Faro de Cordouan, apodado el “Versalles del mar” por su arquitectura renacentista; la Estatua de la Libertad de Nueva York, un presente de Francia a Estados Unidos como prueba de amistad y democracia, o el Faro San Juan de Salvamento (Argentina), que Julio Verne inmortalizó en su novela El Faro del Fin del Mundo.


DE LAS CARTAS NÁUTICAS Y ATLAS MARINOS A UN ULTRAMODERNO MAPA DIGITAL

Desarrollado por Geodienst,  una startup de geotecnología perteneciente al Centro de Tecnología de la Información de la Universidad de Groningen (Países Bajos), ha dado un paso de gigante y ha agrupado las distintas luces características de los faros, especialmente de Europa, aunque también de otros puntos del planeta, y los ha registrado en un hipnótico mapa de código abierto creando: https://geodienst.github.io/lighthousemap/


 

 

Como es imposible darles cabida a todos en este espacio, Versión Viajera ha realizado una escueta selección de tan solo diez faros que, por sus singulares características o historias que los envuelven, merece la pena conocer. No están todos los que son pero son todos los que están…
¡Espero os guste!

 

 

Torre de Hércules (A Coruña, Galicia)

¿Sabías que… el faro romano de la Torre de Hércules es el más antiguo del mundo en funcionamiento? Cuenta una antiquísima leyenda que Hércules se enfrentó a un temible y tirano gigante llamado Gerión, quien reinaba sobre las tierras comprendidas entre el Duero y el Tajo. El combate duró tres días con sus correspondientes noches, al fin de los cuales el legendario héroe griego venció al colosal hombre cortándole la cabeza y enterrándola junto al mar. Para festejar la victoria construyó sobre ella una torre-faro que culminó su sobrino, Espán, quien asesorado por un gran sabio la dotó de un fuego eterno que se reflejaba en un gran espejo por el que se veían venir a gran distancia naves enemigas.

 

 

Thidrangar (Islas Vestman, Islandia)

Sin duda, este es el faro más aislado del mundo. Se ubica en medio del Océano Atlántico, a unos 10 kilómetros de las Islas Vestman (en islandés, Vestmannaeyjar, “islas de los hombres del oeste”), ya de por sí remotas, en el suroeste de Islandia. La construcción, que data de 1939, está en la cima de una espectacular y escarpada roca de basalto, a 36 metros de altura. De hecho, solo se puede acceder con helicóptero.

 

 

Jeddah Light (Jeddah, Arabia Saudí)

Con una altura de 133 metros, esta vanguardista torre es considerada la más alta del planeta. Construida con hormigón en forma de cilindro, de color blanco, cuya cúspide tiene una esfera de acero acristalada que ilumina la costa del Mar Rojo cada 20 segundos.

 

 

Bishop Rock (Islas Sorlingas, Inglaterra)

Bishop Rock es un diminuto islote situado en el extremo occidental de las Islas Sorlingas, en el condado de Cornualles (Inglaterra). De hecho, este archipiélago del Océano Atlántico entró a formar parte del Libro Guinness de los Récords como “la isla más pequeña con una construcción encima”. Pero esta señal marítima es una importante referencia para las rutas transatlánticas, considerada como el punto oriental que une la costa oriental de América del Norte y el Mar Caribe con el Canal de la Mancha.

 

 

Faro de Créac’h (Isla de Ouessant, Francia)

Este “guardián del mar”, en el Finisterre francés, es el más potente de Europa y uno de los de mayor alcance del mundo: 32 millas náuticas (casi 60 kilómetros). Junto con el anteriormente mencionado faro de Bishop Rock, señala la entrada al Canal de la Mancha a los barcos que provienen del Océano Atlántico. Se encendió por primera vez en el año 1863 y desde 1988 alberga el Museo de Faros y Balizas, espacio dedicado a la fascinante historia de la señalización marítima.

 

 

Torre de la Doncella o Kiz Kulesi (Estambul, Turquía)

Probablemente uno de los faros más románticos del mundo, envuelto de trágicas y lacrimosas leyendas de amantes. Ubicado en el estrecho del Bósforo, entre la parte europea y la asiática de Estambul, en este pequeño espacio de tierra se erguía hace más de dos mil años una fortaleza o torre de vigilancia que, en el año 1.110 d.C. se convirtió en el faro que es hoy.

 

 

Rubjerg Knude (Isla de Vendsyssel-Thy, Dinamarca)

Es el faro rescatado de las erosiones naturales. Ubicado frente al temible Mar del Norte, en la península de Jutlandia, se trata de una construcción más que centenaria, un monumento histórico muy querido por los daneses. De ahí que el gobierno de Dinamarca, con la ayuda de la todopoderosa ingeniería, decidiera rescatar al edificio de la gran duna que lo estaba sepultando con el paso del tiempo, como se puede observar en la imagen. Así que en 2019 lo trasladaron 70 metros del avance de la colina de arena, mediante un sistema de raíles como si de un tren se tratara.

 

 

Peggy’s Point (Peggy’s Cove, Canadá)

Canadá es uno de los países top para los amantes de los faros. Solo en la provincia marítima de Nueva Escocia se pueden visitar 160 construcciones. Pero, sin duda, el de Peggy’s Point es el más icónico de ellos, declarado uno de los emblemas del país norteamericano. Se encuentra anclado entre rocas de gran tamaño en la pequeña comunidad rural de pescadores de Peggy’s Cove. Imagen by Paul.

 

 

Pigeon Point (Bahía de San Francisco, Estados Unidos)

El fotogénico Faro de Pigeon Point (Punta Paloma) se construyó en 1871 para orientar a los barcos que se adentran en la costa de California y toma el nombre de un barco que naufragó en ese punto en el año 1853: el Carrier Pigeon. Destaca por ser el más alto por aquellos lares occidentales, con una altura de 35 metros. Se halla en un bonito acantilado y todo el espacio que lo rodea es un parque histórico. Famoso también entre los viajeros de todo el mundo porque es posible alojarse en un encantador edificio anexo, quizás más popular entre los mochileros y mochileras. 

 

 

Faro de Tourlitis o de Violanda (Andros, Grecia)

Este pintoresco faro es un delicioso espectáculo visual. Se eleva sobre el diminuto islote de Tourlitis, que se adentra 200 metros en el Mar Egeo, frente al puerto de Chora, en la isla de Andros. Merece la pena saber que el actual faro es una réplica del original, erigido en 1897 y destruido durante la II Guerra Mundial. En 1990, el empresario Alexandros Goulandris y su esposa, Marietta, ejercieron de mecenas para su reconstrucción, consagrando la bella obra en memoria a la hija de ambos, Violanda, tristemente fallecida.

 

Hospedarse en faros: innovadora propuesta turística

Estoy segura de que esta breve guía en torno a los faros ha despertado vuestra curiosidad y ganas de viajar rumbo a algún faro, ¿verdad? Pero, aparte de visitar estas construcciones, ¿te gustaría hospedarte en ellas? Cada vez son más los países que están rescatando del olvido a los faros para integrarlos en su propuesta turística. Es el caso de Croacia.

Allá por el año 1998, el país báltico inició un ambicioso proyecto con el fin de restaurar y automatizar una cincuentena de faros tanto en la costa como en las más de mil islas croatas. Y es que estas luces amigas son uno de los tantos tesoros de Croacia, cuya oferta se ha ido consolidando con el paso del tiempo.

¡Una experiencia única e inolvidable!

Para más información sobre estos “hoteles marinos”:  https://croatia.hr/es-ES/experiencias/nautica/los-faros%E2%80%93los-guardianes-del-adriatico

 

Imágenes: Versión Viajera/Wikimedia/Adobe Spark

 

INSPIRACIÓN VIAJERA
¡Consúltame! 
Esther

Esther

Versión Viajera diseña viajes personalizados, experiencias únicas y rutas para quienes viajan solos o solas pero quieran hacerlo en compañía de otras personas con sus mismas inquietudes. Te invito a que descubras y experimentes la tuya.

All stories by : Esther